Veintisiete abuelos son demasiados

IMG_6696Hoy han llegado a casa los libros. El mensajero estoy segura de que se ha ido pensando que tiene un trabajo muy duro pues, en algunas casas, cuando entrega los paquetes ponen cara de asombro, saltan, ríen y no paran de hablar. Y, además, si tienen el móvil a mano hacen fotos.

 

Pues todo eso he hecho yo esta mañana. No es para menos. El libro ha quedado estupendo y las ilustraciones de Agustín Comotto son espectaculares.

Si queréis un adelanto aquí

Raquel López Cascales

Nací en un pequeño pueblo donde aprendí a escuchar los cuentos de mi madre y los chascarrillos de mi abuelo. Con el paso del tiempo diferentes caminos se abrieron delante de mí. Unos los recorrí con calma, otros de puntillas, a otros sólo me asomé, pero cuando entré en el sendero de los cuentos ya no busco el final, pues este viaje está lleno de sorpresas, personajes, mundos nuevos y viejos, piratas, dragones y aventuras. Cuento para niños, para jóvenes y para adultos. También enseño a contar y si me llaman para dar alguna charla cuento todo lo que se. Apuesto por la palabra, la voz y el gesto. Cuento allí donde haya alguien que quiera escuchar, disfrutar y soñar. Me gustan los cuentos de ahora y los de siempre, los largos y los cortos, los de risa y de sonrisa y los cuentos que al final te dejan sin palabras. Desde hace unos años solo me dedico a contar, pero a mí me gustaría ser como mi madre que es capaz de contar y hacer otra cosa a la vez.

Deja un comentario

Cerrar menú