1º Premio del XXXII Concurso de Narrativa Villa de Ibi

Quiero compartir mi alegríXXXII CONCURSO DE NARRATIVA INFANTIL VILLA DE IBI 20131a con vosotros en un día tan especial.
A las seis menos cuarto de la tarde de ayer miércoles 18 de diciembre, mi móvil sonó varias veces y con insistencia. En esos momentos estaba contando cuentos a niños de 5, 6 y 7 años del Colegio Felicidad Bernabéu de Ibi y, por una de esas casualidades de la vida, no le había quitado el sonido al teléfono. Lo colgué con rapidez una y otra vez, hasta cuatro veces, pero ante tanta persistencia miré quién llamaba.
Era Isabel Pérez, bibliotecaria y miembro del jurado, quien me comunicaba que he ganado el 1º Premio, del XXXII Concurso de Narrativa Villa de Ibi, en la Categoría Nacional, con el cuento “Veintisiete abuelos son demasiados”.
El jurado destacó del texto ganador “la naturalidad y oralidad de las pericias del protagonista de esta intrigante historia, contada en primera persona con un lenguaje ágil, fresco y de ritmo contagioso. Un cuento para ser leído en voz alta”.
El libro lo publicará la Editorial Anaya dentro de su colección El duende verde.
Quiero daros las gracias a todos los que ya me habéis felicitado y espero contaros más cosas de esta nueva aventura.

Raquel

Os dejo unos enlaces por si queréis leer la noticia en: ANAYA/blog, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes y Diario Información

Raquel López Cascales

Nací en un pequeño pueblo donde aprendí a escuchar los cuentos de mi madre y los chascarrillos de mi abuelo. Con el paso del tiempo diferentes caminos se abrieron delante de mí. Unos los recorrí con calma, otros de puntillas, a otros sólo me asomé, pero cuando entré en el sendero de los cuentos ya no busco el final, pues este viaje está lleno de sorpresas, personajes, mundos nuevos y viejos, piratas, dragones y aventuras. Cuento para niños, para jóvenes y para adultos. También enseño a contar y si me llaman para dar alguna charla cuento todo lo que se. Apuesto por la palabra, la voz y el gesto. Cuento allí donde haya alguien que quiera escuchar, disfrutar y soñar. Me gustan los cuentos de ahora y los de siempre, los largos y los cortos, los de risa y de sonrisa y los cuentos que al final te dejan sin palabras. Desde hace unos años solo me dedico a contar, pero a mí me gustaría ser como mi madre que es capaz de contar y hacer otra cosa a la vez.

Deja un comentario

Cerrar menú