El viaje del didgeridoo

fotograma el viaje raquel lopez manos

 

 

 

 

EL VIAJE DEL DIDGERIDOO es un espectáculo de teatro con música en directo, es una historia de superación con la que se recuperan los sueños y las ilusiones perdidas. Es un viaje iniciático lleno de incertidumbres y descubrimientos que permitirán a la protagonista conocerse, crecer y regresar a casa más fuerte, más madura y soberana de su vida.

EL VIAJE DEL DIDGERIDOO, a través de los instrumentos que se utilizan, permite experimentar la vibración y el sonido en el cuerpo.

A Daniela le hubiera gustado ser directora de orquesta pero no le dejaron. Sus padres y profesores pensaron que una niña no podía estudiar música porque con la música patatín, con la música patatán.

De mayor retoma los estudios e inicia un viaje en busca de su sueño. La idea es seguir los pasos de su abuelo para recopilar experiencias y conocimientos que le inspiren un concierto para el final de su carrera. En el trastero de la casa familiar encuentra unas cajas con un sombrero, un pañuelo, un mapa y un cuaderno en el que hay escrito el nombre de tres instrumentos, tres metales y tres países.

Prepara el viaje llena de ilusión, aunque no sabe qué hará con su hijo de ocho años. La decisión es del público, ¿se quedará en casa o le acompañará en esta apasionante aventura por el mundo?

Por el camino encuentra instrumentos nuevos, desconocidos y sorprendentes. Con ellos, y con los consejos de las personas que le enseñan sus secretos, descubrirá que la música es mucho más que sonido.

Público: Infantil y familiar
Duración: 60 minutos
Temática: igualdad, aventura, viajes, superación
Texto original y narración: Raquel López Cascales
Música original: Daniel Puig Orduña
Instrumentos utilizados: Armónicos vocales, copas de agua, cuencos de metal, cuenco de cuarzo, palo de lluvia y didgeridoo
Idioma: Castellano
Descanso: No

Cuestiones técnicas: Preferentemente con luz de sala, las sillas en semicírculo (siempre que el lugar lo permita), micrófono craneal inalámbrico (en caso de grandes auditorios). Ver decálogo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *