ATRÉVETE A SOÑAR

logo raquel¿Quién nos enseña a soñar?

¿Quién nos orienta en el camino de los sueños?

Las personas que nos rodean a lo largo de nuestra infancia, adolescencia, madurez, ¿nos animan a soñar o nos desaniman?

¿Quién sabe cuánto tiempo se tarda en alcanzar un sueño?

¿Puedo tener más de uno?

¿Cómo sé que mi sueño es “bueno”?

¿Me puedo copiar de sueño?

¿Pasa algo si mi sueño no es tu sueño?

¿Alguien sabe si duele abandonarlo?

¿Puedo soñar con cambiar el mundo, el sistema, el colegio, las matemáticas… o eso no se puede soñar?

¿Y si un día me doy cuenta de que ese sueño ya no me gusta? ¿He perdido el tiempo?

 

A veces,  que los sueños se cumplan depende de los demás: que ese chico me invite a salir, que me den plaza en esa universidad, que me seleccionen en esa empresa, que le guste mi libro a la editorial…, sin embargo, en muchas ocasiones, podemos tomar las riendas y dar nosotros los pasos necesarios para que el sueño, nuestro sueño, dependa de nosotros y no de los demás.

Por si hay alguien que no se ha enterado: el mundo hace rato que está cambiando, siempre ha sido así, aunque el boca a oreja sigue igual. Bueno, se ha modernizado y ahora es de wasap a wasap de @ a @ y de Facebook a Facebook. Estas herramientas están permitiendo que muchas personas vean sus sueños hechos realidad.

Yo soy una de ellas.

Raquel López Cascales

Nací en un pequeño pueblo donde aprendí a escuchar los cuentos de mi madre y los chascarrillos de mi abuelo. Con el paso del tiempo diferentes caminos se abrieron delante de mí. Unos los recorrí con calma, otros de puntillas, a otros sólo me asomé, pero cuando entré en el sendero de los cuentos ya no busco el final, pues este viaje está lleno de sorpresas, personajes, mundos nuevos y viejos, piratas, dragones y aventuras. Cuento para niños, para jóvenes y para adultos. También enseño a contar y si me llaman para dar alguna charla cuento todo lo que se. Apuesto por la palabra, la voz y el gesto. Cuento allí donde haya alguien que quiera escuchar, disfrutar y soñar. Me gustan los cuentos de ahora y los de siempre, los largos y los cortos, los de risa y de sonrisa y los cuentos que al final te dejan sin palabras. Desde hace unos años solo me dedico a contar, pero a mí me gustaría ser como mi madre que es capaz de contar y hacer otra cosa a la vez.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Gracias Raquel por permitirnos recordar el derecho a nuestros sueños, por tu coraje y valentía y por hacernos pasar momentos tan, tan agradables con tus cuentos tan interesantes, divertidos, que nos hacen pensar, reír, emocionarnos pues la verdad que, en estos tiempos que corren, es muy de agradecer.
    Animo a todas aquellas personas que nunca la han escuchado se tomen el interés en asistir a una sesión y/o comprar su libro de cuentos “Amantes amados” porque se llevarán una sorpresa que les encantará. Calidad, calidez y mucha, mucha autenticidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú